Página actualizada el 24-11-2020

Requisitos de Apuesta Para Bonos de Casino Explicados de Manera Simple

Primero, lo primero. Antes de desmenuzar sus requisitos, es necesario explicar qué es una apuesta. Este concepto se refiere al dinero que una persona gasta bien sea en máquinas tragamonedas o en juegos de azar, como, por ejemplo, el póker, el bingo, el bacará y la ruleta, entre otros. Cuando se trata del bono de un casino en línea, este normalmente viene con un requisito de apuesta adjunto. Recuerda, las bonificaciones son una herramienta de marketing que no sólo incentivan a clientes potenciales a probar el casino y jugar más tiempo por el dinero, sino también retienen a los veteranos.

Puesto que el saldo del bono de casino no puede cobrarse de inmediato, el apostador tendrá que jugar una cierta cantidad de veces con los créditos de la bonificación antes de poder retirar el efectivo: de esto se tratan los requisitos de apuesta. Por lo general, un bono está sujeto a una serie de condiciones que deben cumplirse para así liberar sus beneficios. Estas incluyen un límite mínimo de retirada o los propios requisitos de apuesta. A la mayoría de los principiantes le cuesta comprender esta última parte.  

Cuando te subscribes a un casino en línea y recibes los créditos de bono al hacer un depósito, la mayoría de las veces te pedirán cumplir con los requisitos de apuesta antes de que puedas hacer un retiro. Si los incumples, jamás podrás convertir tu bonificación en dinero real.  Estos requisitos pueden variar muchísimo conforme el casino. Por tal razón, asegúrate de leer cuidadosamente los términos y condiciones en el sitio web del operador.  

Requisitos de apuesta y rotación de bonos

Puede que esta parte resulte aburrida, dada la matemática que requiere, pero es esencial para comprender la dinámica detrás del mundo de los requisitos de apuesta. Ahora bien, asumamos que haces un depósito de $100 y, a cambio, recibes del casino un bono de 100%, es decir, $100 adicionales, pero en créditos de bonificación. Esto significa que ahora dispones de $200 con los que jugar.

En este escenario hipotético, jugarías primero con tu dinero real; una vez que este se agote, empezarías a apostar con el saldo de la bonificación. Debido a que recibiste $100 en créditos de bono, y el casino aplica condiciones de apuesta de 35x, tendrías que apostar un total de $3.500 en los juegos.

Quizás este número suene relativamente alto, pero debes considerar los créditos del bono como una segunda oportunidad para ganar algo de dinero. Cuando juegas con máquinas tragamonedas, es improbable que pierdas en todos los giros, así que tendrás varias oportunidades de ganar: además, cada giro que le des al cilindro contará para la apuesta.

Aunque lo más probable es que pierdas el dinero del bono, existe la posibilidad de que retires algo de efectivo si cumples los requisitos de apuesta hasta el final.

Limitaciones para las ganancias del dinero de bono

El bono como tal no puede retirarse sin que antes se cumplan los requisitos de apuesta. Algunos casinos en línea incluso limitan la cantidad de dinero que se retira con la bonificación; mientras que otros no fijan ningún tope.

Bonos como el de sin depósito, muy popular entre jugadores que quieren ganar sin correr riesgos, a menudo tienen un límite en las ganancias derivadas de si, que, por lo general, es alrededor de $100 o $200. Esto significa que solo podrás retirar una predeterminada cantidad de dinero, así hayas superado el tope establecido en el juego: el resto quedará en manos del casino. 

En la mayoría de los casinos, los bonos de depósitos regulares no están atados a este tipo de condiciones, por lo que, si ganas mucho, podrás retirar el total de las ganancias sin ningún. En cualquiera de los casos, insistimos que eches un vistazo a los términos y condiciones del operador antes de jugar con el dinero de las bonificaciones.

Relevancia de las contribuciones del juego a las apuestas de bono

El aporte de un juego de casino a las apuestas de bono es otro factor que debe tomarse en cuenta al jugar con el dinero de la bonificación. Como es sabido, cada juego cuenta con diferentes posibilidades de triunfo.

Las máquinas tragamonedas, por ejemplo, son totalmente aleatorias, por consiguiente, el jugador no ejerce ninguna influencia sobre los resultados del giro. Sin embargo, en otros juegos, como el blackjack o la ruleta, es posible emplear ciertas tácticas destinadas a reducir la ventaja de la casa, dándole al usuario una probabilidad de ganar del 50%.

Tras leer lo anterior, podrías llegar a pensar, en medio de tu emoción, que estos son los mejores juegos para apostar con dinero de bono; incluso tal vez intentes cumplir los requisitos de apuesta, pero terminarás decepcionado al enterarte de que muchos casinos excluyen estos tipos de juegos, o que estos tienen una muy baja contribución.

Para evitar posibles malentendidos al jugar con el dinero de la bonificación, las menciones del aporte de cada juego se incluyen en los términos y condiciones del casino, o, inclusive, en los requisitos de bono. Gran parte de las máquinas tragamonedas tienen una contribución de 100%, mientras que los juegos de mesas solo aportan alrededor de un 10%, o a veces menos.

La cifra porcentual implica que una específica parte de tu apuesta se destinará al cumplimiento de los requisitos de apuesta del bono. Es decir, si giras por $1 los carretes de una máquina tragamonedas que contribuye con un 100%, tu apuesta total de $1 será contabilizada para reducir el monto exigido por los requisitos previamente mencionados. Si extrapolamos a este ejemplo las circunstancias del previo, en el que se requerían $3.500 para cumplir con las condiciones de apuestas, entonces te quedarían $3.499 para apostar antes de poder retirar las ganancias del bono.

Por otro lado, si usas tu apuesta de $1 para jugar la ruleta, cuya contribución es de 10%, entonces sólo se contabilizarán 10 céntimos dentro del monto de las condiciones de apuesta. Si usamos la misma cifra del ejemplo anterior, en el que se necesitaban $3.500 para cumplir con los requisitos, entonces te quedarían $3.499.90 para apostar. Esto significa que tendrás que jugar por mucho más tiempo para así liberar los beneficios del bono.

Aunque parezcan rígidas, las restricciones del juego son indispensables para los casinos, visto que previenen el abuso de bonos, y dan a los jugadores una oportunidad justa para ganar. Algunos casinos inclusive ofrecen bonificaciones especiales para los juegos de mesa que tienen contribuciones altas: pero, recuerda, la mayoría de los operadores te dan 100% del aporte de juego en el caso de usar las tragamonedas.

Existen otros sitios que ni siquiera te permiten apostar con dinero de bono en los juegos de mesa porque es una práctica prohibida. Lógicamente, la contribución de estos mismos será del 0%. Además, también es común que los juegos con jackpot, especialmente aquellos con grandes botes de premios progresivos, estén excluidos para aquellos que jueguen con el dinero de la bonificación.

Las mejores tragamonedas para jugar con dinero de bono

Elegir la mejor tragamonedas para jugar con dinero de bono es una tarea difícil, puesto que el criterio es muy subjetivo y depende no solo de tu estilo de juego, sino también de tus preferencias personales. Hay máquinas con alta variabilidad en las que perderás rápidamente el saldo de la bonificación, pero, a su vez, tendrás la oportunidad de obtener una mayor ganancia.

En cambio, un juego de tragamonedas de baja varianza, por lo general, da más giros ganadores, pero con montos de ganancias inferiores. Esto significa que tendrás un tiempo de juego más largo y, hasta tal vez, un chance de ganar más dinero.  

Lo más recomendable es que examines y pruebes gratis los distintos tipos de tragamonedas, para después elegir uno que te guste y se acople a tus necesidades. De igual modo, revisa la lista de las tragamonedas que están excluidas de los casinos en línea, ya que muchos juegos, incluyendo aquellos con un jackpot progresivo, no pueden ser jugados con el dinero de bono.

Apuestas de riesgo mínimo con dinero de bono

Esta es una práctica reconocida en la que sólo se apuesta por las opciones que conllevan el menor riesgo de pérdida posible. Esto es válido para el dinero de bono apostado en los juegos de mesa, o aquel usado para activar las funciones especiales de la tragamonedas.

Antes de entregar cualquier ganancia derivada del dinero de bono, el casino llevará a cabo una revisión de tu estilo de juego, y si descubre que te valiste de las apuestas de riesgo mínimo, lo más probable es que anule la cantidad de dinero que hayas ganado. Puedes encontrar más información sobre este tipo de apuestas en los términos de bono del casino.

Tamaño máximo de apuestas para jugar con dinero de bono

Muchos casinos imponen topes en el tamaño de apuesta cuando se juega con dinero de bono. En otras palabras, el monto que puedes apostar al giro de una tragamonedas, o en la mesa de un juego de cartas, estará limitado a una cifra específica.

Ahora bien, el aspecto engorroso del asunto es que la limitación no se aplica mientras juegas, sino en el momento en que desees retirar tus ganancias. Una vez que hayas entregado el bono, el casino inspeccionará tu estilo de juego y, si descubre que jugaste con apuestas de tamaños superiores al permitido, invalida la suma de lo que ganaste.  

Para esquivar tal decepción, recomendamos que consideres las reglas de apuesta máxima del casino mientras juegues con dinero de bono; además de leer la letra chica de los términos de la bonificación.

Expiración del dinero de bono y giros adicionales

A nadie sorprenderá que el dinero de bono también tiene una fecha de caducidad: esta puede ser de semanas o meses. Sea lo que fuere, el jugador debe fijarse en el tiempo que dispone para entregar la bonificación al casino antes de que expire.

Del mismo modo, si el casino te entrega giros adicionales, por lo general, tienes 24 horas para reclamarlos y, tal vez, solo unos días para entregar las ganancias derivadas de estos. ¡Así que juega rápido con ellos antes de que desvanezcan!

Preguntas frecuentes

Los requisitos de apuesta para el bono de casino muestran cómo se debe jugar con la bonificación antes de convertirla en efectivo. Uno de los indicadores más importantes es el número de veces que debes apostar con este saldo para cambiarlo por dinero real. Esta cifra varía entre 30 y 60 veces, según el tipo de bonificación que reclames.

Como hemos sugerido anteriormente, antes de jugar con dinero de bono, primero familiarízate con sus términos. En esta página puedes revisar nuestra guía de bonificaciones, además de encontrar los mejores casinos con bajos requisitos de apuesta.

Por lo general, el saldo del bono no puede cobrarse, debido a que es dinero gratuito que el casino destina a los usuarios para que jueguen con él. Sin embargo, muchas compañías te dan la oportunidad de convertir el dinero de la bonificación en efectivo por medio del cumplimiento de los requisitos de apuesta, los cuales son más o menos restrictivos, y a veces imposibles de cumplir. De todas maneras, el bono es un incentivo para que aproveches tu depósito al máximo y juegues por más tiempo.

En palabras simples, el fin del bono de casino es incentivar a los nuevos y viejos jugadores a hacer un depósito para que obtengan más tiempo de juego por su dinero.

De acuerdo con los términos y condiciones de muchos casinos en línea, el uso del bono está cuidadosamente supervisado; además, las apuestas de mínimo riesgo con dinero de bono son prohibidas. Si entregas la bonificación con una apuesta de este tipo, como, por ejemplo, aquellas que se hacen al rojo o negro en la ruleta, es probable que el casino rehúse a pagar tus ganancias y las anule.

Este problema surge cuando los usuarios explotan los bonos de casino jugando con estrategias que les permiten entregar la bonificación y convertirla en efectivo sin mucho riesgo: es decir, ganan dinero a largo plazo usando los propios bonos del casino. Hace tiempo, esta práctica era algo sencilla, debido a que las bonificaciones eran numerosas, contaban con requisitos de liberación bajos y no estaban atadas a restricciones en los juegos permitidos. A pesar de que esta técnica perdió relevancia porque los casinos han perfeccionado sus cálculos, aún hay jugadores que la ponen en práctica con mucho éxito.

En algunas circunstancias, si el casino sospecha que has abusado de los bonos, puede que decida remover y anularlos, junto con todas las ganancias derivadas de ellos. Esto posiblemente ocurra si participas en juegos usando apuestas de bajo riesgo u otras tácticas destinadas a entregar el dinero de bono del casino con un riesgo menor.

Mientras que el bono pegajoso está atado al depósito y no puede ser cobrado por el jugador, el no pegajoso se entrega al casino para ser convertido en dinero real. En el caso de ambos, puedes optar por renunciar la bonificación si decides retirar el efectivo antes de apostar con el saldo de bono.

Las contribuciones del juego para las apuestas de bono se determinan según la aleatoriedad y el riesgo general de este mismo. Un buen ejemplo serían las tragamonedas virtuales, que son totalmente aleatorias y, por tanto, contribuyen en un 100% a las apuestas de bono. En otros juegos, como el vídeo póker, la ruleta o el blackjack, se puede apostar haciendo uso de ciertas estrategias que limitan su riesgo innato, lo que hace que el resultado sea predecible. Estos últimos suelen contribuir mucho menos a los requisitos de apuesta. A fin de cuentas, cuando se juega con dinero de bono, es indispensable tener en mente que las apuestas de bajo riesgo no están permitidas.


Cuando estés apostando en el Internet, por favor, ten en cuenta la edad legal y las restricciones para los juegos de apuesta en línea de tu país. En gran parte del mundo, la edad mínima legal de esta actividad es de 18 años: si eres un menor, o las apuestas en línea están prohibidas en tu país, cierra este sitio web.

CasinoJaguarOnline es una página web afiliada, y recibimos una comisión por cada registro exitoso. Hacemos un gran esfuerzo para mantener este portal actualizado con información precisa, y solo presentamos los mejores operadores, que han sido probados minuciosamente por nosotros. Sin embargo, no podemos garantizar la veracidad de toda la información de este sitio. Puedes leer más en nuestro aviso legal y cláusula de exención de responsabilidad, o en la política de privacidad.